viernes, 27 de febrero de 2009

Tabla de miedos: Acluofobia

Título: Oscuridad.

Autor: *Runa*


Género: A saber.


Tabla de retos: Acluofobia, o miedo a la oscuridad.
Agradecimiento a Ethmir por el beteo.
----
Te cuesta creer en tu suerte. Es realmente increíble que justo hoy te hubiera pasado esto.
Es casi medianoche, el momento más oscuro para ti. Caminas con pasos ligeros por tu habitación, asustada.
No aguantas más y te vas a la cocina a buscar desesperadamente una vela, una linterna, un fósforo… ¡algo! Algo que te libre de la oscuridad que te rodea. Es tal tu miedo, que te vale un pito dejar todo como si un huracán hubiera visitado la estancia. Maldices entre dientes, porque no hay absolutamente nada que puedas usar para iluminar.
Estás sola en tu casa y la energía eléctrica se ha cortado súbitamente. ¿Tenía tu madre que salir justo hoy? ¿No se le pudo ocurrir ir a su conferencia de trabajo otro día? No, no podía, porque el trabajo es el trabajo y debía ir.
Sabes que lo tuyo es irracional. Sientes cómo alguien te mira desde el rincón más alejado de la estancia y tiemblas. No sabes cómo librarte de la maldita oscuridad que envuelve todo.
¿Por qué has de temerle?, te preguntas a ti misma. ¡Es sólo la puta oscuridad! No hay nada allí, ni nadie que te vaya a saltar encima apenas des media vuelta. Pero sabes que si volteas, sentirás un escalofrío en la espalda y llorarás de miedo.
El temerle a la oscuridad, te dijo alguna vez tu madre, es temerle a lo desconocido, pues sabes que no puedes ver lo que hay en las penumbras. Es un miedo a lo que no se conoce; es el miedo más primitivo, ése que ha impulsado al hombre a descubrir gran cantidad de cosas.
Pero por más primitivo que sea, tú lo sientes y nada puede cambiar eso.
Un leve ruido se escucha a tus espaldas y das un grito de terror. Volteas. Es sólo un ratón, te dices a ti misma. Tienes que controlarte, linda, no puedes andar gritando cada vez que te asusta un roedor.
Decides irte a tu habitación, aunque para lograr cruzar el corredor necesitarás hacer acopio de todo tu valor.
Respiras hondo y sales corriendo, como alma que lleva el mismísimo demonio. Llegas a tu habitación agitada, temerosa, pero más a gusto. Sigue estando oscuro como la boca de un lobo, pero al menos ya estás en un sitio que te hace sentir segura.
Te echas encima de la cama y tratas de conciliar el sueño. Sabes que la oscuridad sigue ahí, pero pronto se irá. Sólo tienes que aguantar un poco más…

2 comentarios:

Saya-Winry dijo...

Lindo, muy lindo.

Sabes que adoro como escribes, Runy.Tu forma de describir el miedo me recordó a mí xD Grito cuando se va la luz.

Espero ver otra fobia por aquí.

Selene18 dijo...

Pues estuvo bastante interesante, Runita mosha... ¿te documentaste para esto? Porque es bastante realista la forma en que enfocaste el miedo a la oscuridad.

Muy bueno ;)