sábado, 14 de febrero de 2009

¡Feliz día del comercio y la idiotez!

En vista de que ni por navidad ni por año nuevo reviví mi bello blog, voy a hacerlo en la fecha más caótica aquí en Lima: Día de San Valentín (AKA Día del comercio).

Ya de por sí, las calles de esta hermosa ciudad costera son una delicia en las horas punta, porque las aceras están llenas de gente y aquí hasta los animales manejan auto. Si no corres el peligro de que el tico del costado te choque, está la bestia con la 4x4 que se jura dueña de la pista. Es que aquí entras al auto con estrés y sales con escuatro, con escinco, con esocho…

Está comprobado: Quien maneja en Lima, lo hace tranquilamente en cualquier pista de carreras del universo, así como en toda ciudad del mundo. Porque nuestras pistas no sólo son estrechas. No. Vienen con carrerita de obstáculos incluida, pues están más agujereadas que queso suizo. Y cada día cierran una calle distinta para “repararla”, cosa que toma, al menos, medio siglo.

Ahora, este maravilloso mundo se vuelve más salvaje y peligroso en el día de San Valentín. ¿Por qué? Porque todos los bestias de la ciudad salen más rápido que volando para comprar flores, chocolates y demases idioteces. Es que, claro está, no se les puede ocurrir mejor gracia que olvidarse de la fecha hasta que reciben el mensajito de la ilusa novia que espera su regalito. Allí salen pitando, desesperados, y provocando que los vendedores se vuelvan millonarios.

Además de esto, todo centro comercial, heladería, cine, banquita del parque o restaurante está a reventar de chicos y chicas que desean pasarla bonito con el enamorado o las amigas.

¿Experiencia propia? Sí, obvio. El año pasado, mis amigos prácticamente me arrastraron fuera de mi casita linda para ir al cine. Nada más pisar las calles, ya se veían montones de parejitas besándose, tomadas de la mano o susurrándose cosas vomitivamente tiernas al oído. En algún otro momento hablaré de las ventajas de seguir soltera y sin compromisos, pero eso es para después.

Volviendo al tema, cuando llegamos al centro comercial, parecía imposible encontrar sitio para cualquier película previa al diecisiete de Marzo del 2050, así que nos dimos media vuelta y regresamos pa’ mi casa. Allí la pasamos mejor, aunque dos de mis amigas se dedicaron a enjuiciarme por haber dibujado a su personaje favorito de un manga (Haji de Blood+, para más señas) en bikini y tutú. Memorable ocasión, sobre todo porque la cara del personaje me salió clavada.

Yo digo, gente, que deberían prohibir menudo día de la estupidez colectiva. Todo lo que logras es quedarte más misio de lo que ya eres, sentirte gorda por comerte una caja entera de chocolates tú solita o sentirte miserable por no tener con quien pasar este día. Gracias a Dios yo no soy como el común de los mortales, y disfruto de mi soltería, que espero que me dure un buen tiempo más.

Aquí termina mi pequeño monólogo, señores. Espero haberles sacado una pequeña sonrisita.

5 comentarios:

León dijo...

Y yo que esperaba un original T.T

Quiero ver ese dibujo. Va, mándamelo, venga...

Perséfone dijo...

Umh, te faltó añadir las florecitas y los telos (AKA hoteles).

Día del consumismo señores, no se imaginan la cantidad de dinero que mueve esta fecha. Que las sábanas nuevas, que las rosas rojas (tienen que ser rojas... ya sabes por lo del color del amor y no sé que estupidez más) que los adornitos con Cupido muy mal caracterizado y los bombones...(Ñam, ya me dio hambre)

Y todo eso ¿para qué? Simple, para que la chica le de la famosa prueba del amor al tío que desde hace meses está con eso ¿qué mejor ocasión que el día del amor? *va a vomitar un rato*?

Nada más veamos el 16 de Marzo, las clínicas obstétricas estarán llenas a reventar.

¡Bendito día del Amor!

Típico pues.

Mejor hagamos un recuento, ¿qué festejo nos falta? ¿Qué tal día del odio? Al menos eso sería realista.

Rena dijo...

Te quedó muy bien, sensei. Yo también odio el día de San Valentín, comercialismo puro.

Sandra dijo...

Vaya mierda de día. En serio, no hay día más mierda que hoy.

¿Parejitas besándose? Dios, me dan arcadas. Si quieren demostrarse su amor, que lo demuestren en otro sitio. Sí, me molestan mucho. No entiendo cómo la gente puede tragarse toda esta mierda "Qué romántico" me dice algunas. ¿Romántico? ¿Que tu chico se acuerde de ti solo por un jodido día te parece romántico? Pues no sé cómo te pondrás cuando se acuerde de ti algún otro día.

¿Flores como prueba del amor? ¿Qué regalo es ese? Si aún las coge él, vale, se ha matado por ellas. Pero, coño, que te regala algo comprado por tres euros en un centro comercial. Eso de romántico no tiene nada.
¿Cuándo los humanos empezaremos a pensar por nosotros mismos en vez de hacerle caso a la teletienda/propaganda/toda esa mierda que nos venden?

Por el amor de Dios, demostrad un poco más de sentido común y quered a vuestros seres cercanos todos los días, no solo un jodido "Santo".

Anónimo dijo...

Este día pasó sin penia ni gloria, tal vez porque fue sábado o mi ser divagó en las lejanias de un bosque.

Sí, los bosques son más divertidos, no tienen esferitas de colores, ni foquitos.

Este día, sólo se pareciese haberse hecho para ser el día del amor al dinero y la amistad a la cartera. Porque como han dicho ¿y los otros días? ¿Están en el vacio o no han sido rellenados por la mercadotecnia?